Vivimos en un cuento de Hadas: ¿Amor real o ficción?

Cuento de hadas

A veces, cuando la realidad supera a la ficción, ya es demasiado tarde. La imaginación nos nubla y somos incapaces de razonar. Estamos obsesionados con encontrar el amor perfecto, ese que publicitan en las películas, las canciones y los cuentos. Estamos buscando a una pareja irreal.

El amor de cuentos de hadas no existe, sin embargo, nos lo inculcan desde que nacemos. De forma inconsciente nos hacen creer que el amor es eterno, perfecto y ofrece sólo felicidad. El mundo de la industria y el consumismo nos quiere vender un estilo de vida que no existe, y nos pasamos la vida buscándolo. Es rentable para el comercio hacernos dependientes de otra  persona. Si somos autosuficientes no podrían vendernos sus productos. La tristeza nos lleva al consumo.  Por eso es tan rentable tener una cultura donde si te falta la pareja eres desdichado y estás incompleto.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Te venden amor perfecto y eterno. No lo encuentras porque no existe. Te deprimes porque te sientes sólo. Necesito consumir para no estar deprimido…

Está claro, que la independencia es un mal negocio. No se nos mete en la cabeza que vivimos en un mundo con personas reales, mortales y de carne y hueso. Y esas son las personas de las que debemos enamorarnos o no. Tu eliges estar con alguien real o estar sólo, y no por eso vas a ser un bicho raro. Sólo si somos realistas no sufriremos decepciones. 

Poner los pies en la tierra no es fácil, demasiados años de lavado cerebral…

Comprar libro

Deja un comentario